Categorias | Sabias que

No fue Escutia, sino Zuazo quien se lanzó con la bandera, otros dicen que el niño héroe nunca existió

No fue Escutia, sino Zuazo quien se lanzó con la bandera, otros dicen que el niño héroe nunca existió

Chihuahua, Chihuahua.- A 164 años de la histórica batalla del los Niños Héroes en el Castillo de Chapultepec, surge una controversia al relatar la historia no oficial, a un capitán de nombre Margarito Zuazo como el verdadero héroe que se enredó con la bandera mexicana para defenderla de los invasores norteamericanos.

Según una investigación de la revista “Quo Historia”, la batalla en el Castillo de Chapultepec no fue el 13 de septiembre sino el día ocho, cuando el ejército invasor sostuvo una lucha en Molino del Rey y fue otro el que se enredó en la bandera nacional.

La revista relata que fue Miembro el capitán Margarito Zuazo uno de los últimos oficiales en sucumbir ante el embate del enemigo. Sus jefes, el general Antonio de León y el coronel Lucas Balderas habían caído luego del combate.

El capitán Zuazo viendo perdida la lucha cogió la bandera del batallón Mina matando a los que se echaban sobre ella, la dobló para continuar luchando y tras sortear las balas de fusilería, la metralla de los cañones y las afiladas bayonetas, logró llegar al edificio principal de Molino del Rey, se quitó la saco y la camisa para enredarse en su cuerpo la bandera.

Cuando la batalla tocó la última llamada, el capitán regresó al combate y atravesado con las bayonetas su cuerpo logró retirarse moribundo, buscando salvaguardar la bandera bajo su uniforme manchado de sangre.

Mientras la revista Quo relata esa historia alternativa de la batalla, la historia oficial del acontecimiento, relata que el 13 de septiembre de 1947, cuando de pronto un intenso bombardeo de artillería ocasionó graves estragos al edificio del Colegio Militar la primer defensa de la invasión estuvo a cargo del general Nicolás Bravo, quien comandaba a 200 cadetes del Colegio Militar y 632 soldados del Batallón de San Blas.

Sin embargo las fuerzas armadas mexicanas no fueron suficientes, y los estadounidenses derrotaron al batallón al atacar por el poniente y el sur del Colegio Militar, donde fueron detenidos por algunas horas por los cadetes.

Mientras afuera la lucha era armada, en el interior la pelea fue cuerpo a cuerpo, y la fuerza del gran número de elementos del ejército invasor superó a la de los jóvenes mexicanos que dieron todas sus fuerzas por impedir se apoderaran los norteamericanos del edificio hoy conocido como Castillo de Chapultepec.

Nicolás Bravo, Mariano Monterde quien era el director del colegio, fueron tomados prisioneros y varios alumnos sobrevivientes.

Así, el 13 de septiembre de 1847, los “Niños Héroes de Chapultepec” que no eran otra cosa que jóvenes cadetes e instructores que se encontraban de guardia en el Castillo de Chapultepec, tomaron las armas frente a los estadounidenses.

La historia recuerda a seis de esos jóvenes que perdieron la vida en el combate, ya que lo hicieron con un alto grado de heroísmo y honor: Juan de la Barrera, Francisco Márquez, Vicente Suárez, Fernando Montes de Oca, Agustín Melgar, y Juan Escutia.

Emmanuel Fernández / OEM

El niño héroe que nunca existió

Siempre se dijo que los niños héroes eran seis y que uno de ellos se arrojó envuelto en la bandera desde lo alto del Castillo de Chapultepec. Pero la realidad es otra. Si bien seis de ellos murieron el 13 de septiembre de 1847 y ninguno se aventó, más de cincuenta cadetes también participaron en la defensa, uno de ellos, Miguel Miramón, cayó herido en la defensa de la patria.

 

 

Leave a Reply